tyc 13 cyber doll

TYC 13 Cibersexualidad, Tecnología y Erotismo en el siglo XXI

Este es el episodio 13 del podcast, titulado “Cibersexualidad, Tecnología y Erotismo en el Siglo XXI” y como el título indica regresamos a nuestro viaje por el mundo de la tecnología de Silicon Valley, esta vez para explorar un poco más en detalle uno de los aspectos más impresionantes de la tecnología digital sobre la existencia moderna y a la vez uno que solemos pasar por alto cuando nos rendimos a los pies de Silicon Valley, las consecuencias actuales y futuras de la cibertecnología aplicada al mundo del erotismo humano.

El ciberespacio y la cibercultura nos confrontan con nuevos desafíos para la sexualidad y el erotismo humanos, esta vez llevándonos a fronteras desconocidas. En el mundo angloparlante, escenario donde se originan la mayor parte de estos desarrollos, se habla de sextech o sexualidad tecnológica y también de digisexuality y digisexuals (digisexualidad, digisexuales), estos dos últimos términos introducidos en 2017 por los académicos Neil McArthur y Markie L. C. Twist, de la Universidad de Manitoba, Canadá (en el siguiente análisis sigo de cerca el trabajo de estos autores). La cibersexualidad o digisexualidad vendría a ser la conducta exhibida por las personas cibersexuales o digisexuales, estos es, personas que definen su identidad erótica y sexual a partir del uso de la tecnología. En la cibersexualidad o digisexualidad las experiencias sexuales son intermediadas o facilitadas por la tecnología digital; para los cibersexuales o digisexuales las experiencias eróticas que les brinda la tecnología vienen a ser parte integral de su identidad sexual, para algunos incluso esas experiencias son mejores que las relaciones sexuales con otras personas. La historia de la cibersexualidad podría resumirse en dos fases u ondas. La primera onda corresponde a la facilidad que supuso la tecnología para poner en contacto a una persona con otra(s) en búsquedas románticas o sexuales. Aquí están los usos con fines sexuales de las redes sociales, la pornografía online, sitios y aplicaciones (apps) para encontrar parejas (Tinder la más famosa), websites para la infidelidad, sex shops online, chats eróticos, por nombrar los casos más conocidos. Mientras la primera onda sigue en desarrollo ya comenzó a despuntar la segunda onda de cibersexualidad, que esta vez está asociada a tecnologías que permiten una inmersión mucho más profunda en términos sicológicos, a través de la Inteligencia Artificial (en inglés AI, Artificial Intelligence) y la Realidad Virtual (en inglés VR, Virtual Reality). Lo que distingue a esta segunda onda cibersexual con respecto a la primera, es que las nuevas tecnologías permiten “vivir” una experiencia sexual sin que haya otra persona presente o bien que habiendo un tercero, su presencia sea irrelevante para la experiencia.

Como recursos adicionales para profundizar en esta materia se puede consultar el libro de David Levy «Love and Sex with Robots«. Sobre la visión del futurólogo británico Ian Pearson referido al sexo en el futuro cercano vale la pena revisar esta entrevista. Por su parte, la antropóloga KathleenRichardson dirige la «Campaign Against Sex Robots» (Campaña contra los robots sexuales) que advierte sobre el peligro de las relaciones sexuales con robots y cuya página web incluye también material en castellano. En el programa mencionamos la London`s Sex Robots Conference, pero la última versión de esta conferencia se llevó a cabo en Bruselas. La australiana Bryony Cole, que dirige el podcast «Future of Sex» y EmmaMcGowan del blog Kinky&Code, son algunas de las adalides de una visión positiva hacia la intervención de la (bio)tecnología en la sexualidad y erotismo humanos.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido